Blog

Rosalía y la marca personal: trá trá

No tengo ni idea de flamenco. Pero ni idea.

Su música no es la que yo escogería así, a priori.

Pero el talento me conmueve. Y en esta mujer se le sale por todas las partes.

Estoy últimamente enganchada a su canción Con Altura (por motivos insospechados 🌝) y en Spotify me ha ido sugiriendo canciones de ella (más de su estilo).

Siempre que un personaje me atrae, rebusco por ahí para ver su parte más personal: trá trá

Joer, he visto una entrevista de Rosalía, y luego otra, y otra. Y me ha hecho pensar una vez más. Las personas que obtienen resultados notables, las personas que dejan huella, repiten una y otra vez las mismas acciones. Me apetece mucho hacer este resumen con las reflexiones de Rosalía:

Curro. Más curro. Y más curro.

Esfuerzo, nada pasa por azar, los logros son el resultado de años, años, años de curro. Sin saber qué va a pasar, sin saber si va a llegar o no (es de un pueblo, algo así como el Moreda de Aller de  Barcelona y tiene 24 años, ¿imaginas la cara de las personas de su alrededor cuando dijo que quería dedicarse al flamenco?)

Gracias

Agradecer y poner en valor a su tribu (#SomosTribu que dice la Collado) el hecho de contribuir a un fin mayor que trasciende a su propia marca. Nada te hace brillar más que hacer brillar a los demás.

Diversidad

«Cantas como una vieja» es el mejor piropo que te pueden hacer en flamenco. Por la experiencia, por la madurez, la vejez es algo bien visto en el flamenco  A ver si nos aplicamos este gusto por la diversidad de edad. De género, de pertenencia a un grupo. a un país, a una preferencia sexual, yo que sé. Estamos en la era del talento

Alma

Hacer desde el alma. Desde la coherencia. Desde lo que sientes. Conectado al 100% con tu sentido, con el para qué de todo eso que haces, con tus valores.

Riesgo

Atreverse, asumir la crítica, hacer, hacer sabiendo que no va a gustar a todo el mundo, pero a ti sí. Y crees, y creas y lo pasas a la acción. Y te diviertes con ello. Y te llena. Y sigues. Y ya llegan los resultados. Y te reafirmas. Y vuelves otra vez.

Fuera excusas

Este mujeraza tenía mil millones de excusas para decir adiós a su sueño. Que es flamenco, que es un sector muy tradicional, muy cerrado. Vamos que tenía mil argumentos para tirar la toalla.

¿Gustar a todos? No, gracias.

«Yo no pretendo gustar a todo el mundo» y se te nota Rosalía. Créeme que se te nota. Y justamente eso es lo que te hace ser así, tan tú.

Saber que hagas lo que hagas no les vas a gustar a todos.

Fallar, caer, equivocarse y seguir.

Hay un video por ahi de Rosalía en un talent show en la que la descartan por no reunir las cualidades. No se trata de obstinación y seguir erre con erre. Se trata de escuchar, ver en qué podemos cambiar, cambiar, mejorar, crecer y continuar. Fallar para aprender. Y entender que el NO forma parte del camino.

Imagen

Tu presentación visual tiene que ser coherente contigo, con tus referentes, con lo que eres en esencia. No con el cliché que se espera de ti.

Humildad

Reconocer tus nervios, tus inseguridades, tus referentes y tu admiración por tus referentes, por tus seguidores, por las personas que te importan te hace parecer aún más grande.

Comunicación

Tu comunicación. Las palabras y la forma que eliges para comunicarte marcan la diferencia. Hagas lo que hagas. Te dediques a lo que te dediques. Y el marketing, claro. No hay buenos resultados sin producto y sin marketing.

 

Rosalía. Tú

Tú. Ella. Tu estilo, tu forma de estar y aportar el mundo. Tú forma concreta y particular de entender la vida y lo que le tienes que dar al mundo. Creer en ti. Como si no hubiera mañana. Quererte a ti. Confiar en ti, Darte tú.

Y después de leer este mini post resumen. ya no tienes excusas para gestionar tu marca personal… «malamente» 😉

¿Seguimos buscando más analogías entre las cosas que hacen bien, personas como Rosalía, que puedas aplicar directamente en tu marca personal?


Nos vemos  el 5 de junio en Boadilla del Monte en una formación de marca personal y de cómo dejar huella que te va a encantar.