Blog

Muerte por introspección

Muerte por introspección.

Me gusta. Me gusta provocar y que entres a mirar el post para decir: “a la Arnaiz ya se le fue la pinza otra vez”. No puedo evitarlo.

¿Qué hace una psicóloga convencida y sumamente vocacional dándole candela a la introspección?

Si siempre digo que a los psicólogos nos dan un euro cada vez que pronunciamos la palabra autoconocimiento (ahora nos la dan por decir la palabra VUCA 🌝 ) Para colmo el primer post que escribí en mi vida habla del autoconocimiento y de su importancia en cualquier proceso de cambio y desarrollo (súper original y arriesgada en mi primera vez como podéis comprobar…)

Sí y mil veces sí al autonocimiento y a la introspección.

Pues sí. Sí al autoconocimiento y a la introspección sí y mil veces sí. Claro,  es fundamental, si no sabemos lo que hay dentro como vamos a salir hacia fuera. Cómo vamos a comunicar nuestro potencial si no somos capaces de saber cuál es.

Introspección sí. Ahora bien, introspección “pa ná, es tontería”

Sí, pero…introspección “pa ná, es tontería”

Un tiempo muy concreto y limitado del proceso para que podamos escribir una primera tentativa de nuestras fortalezas, de nuestras áreas de mejora, de nuestras competencias… Muy muy muy bien ¿y ahora qué?

Siento que no es suficiente. Y, sobre todo, siento que no es útil.

¿De qué me sirve tener en un papel lo maravillosa que soy si no lo pongo en práctica?

¿Si no lo valido con los demás?

¿Si no me lo creo ni yo misma y por tanto, no se lo voy a enseñar a nadie?

Dice Marina que Talento es inteligencia triunfante puesta al servicio de los demás. DE LOS DEMÁS. Esta es la parte más importante y la que determina todo el proceso de autoconocimiento y todo el proceso de creación y desarrollo de nuestro autoconcepto y, en última instancia, de nuestra autoestima.

Cada vez son más los profesionales que en este entorno profesional ya han entendido que necesitan hacer cosas diferentes con sus competencias si realmente quieren sacarles partido. Los veo y lo intentan. Y reflexionan mucho, y crean modelos de negocio (lienzos de los más variopinto), matrices de autoconocimiento, se aplican test sofisticados y con un importante halo de marketing que te llenan de colorines y de numerinos. Muy guapo, muy profesional y muy moderno todo. Sí. Pero ¿y qué? ¿Qué sacamos en claro de esto?

A la acción. Muerte a la introspección a través de la acción.

No me cansaré de gritarlo a los cuatro vientos.

Me voy a marcar un Enrique Cejudo y voy a inventarme un palabro: “IntrospAcción”

INTROSPACCIÓN: “Dícese del arte de descubrir parcelas de nuestra personalidad a través de la acción y de mostrar y poner al servicio de los demás nuestro talento”

Una vez que destinas un tiempo a plasmar en un papel en blanco:

  1. Tus hipótesis sobre tus fortalezas, sobre las bazas con las que cuentas para lograr resultados destacados
  2. La información histórica que tienes sobre lo que las personas a las que enseñado tu talento te han ido diciendo en estos años.

Pasa a la acción. Y a la única acción que nos da puntos en esto del desarrollo. A la que tiene que ver con enseñar al mundo, a los demás, lo que sabemos hacer.

Cánsate de enseñar esas fortalezas.

Si dices que cantas: canta.

Si dices que comunicas bien: comunica.

Si dices que peinas bien: peina.

Si dices que eres el mejor operando juanetes: dí como operarías tú los juanetes (no se puede poner en acción todo nuestro talento siempre, pero siempre nos quedará explicar con todo lujo de detalles como lo haríamos nosotros)

Sólo así podrás obtener la información de los demás que te permitirá validar si tus hipótesis son ciertas o no. Y además, te ayudará a descubrir si el mercado está dispuesto a pagar por ellas. O si necesitas añadir o quitar algo a tu producto para hacerlo más atractivo.

No conozco a nadie que se haya conocido él sólo en la intimidad de su casa y de su folio en blanco.

Yo ví la foto y Claudio Inacio la ejecutó (#RecuerdosBonitos)

IntrospAcción para equilibrar (de una vez por todas) tu autoestima

Hacer esto, llevar a rajatabla tu proceso de IntrospAcción te lleva al último punto que quiero destacar en este post y que ataca profundamente a un aspecto vital en nuestros procesos de desarrollo: la autoestima.

La autoestima no crece de forma mágica ni por obra y gracia. No puedes esperar a tener la autoestima alta para hacer. Es justo al revés, tienes que hacer para que fruto del resultado que obtengas puedas construir, reforzar y amar lo que llevas dentro.

Teniendo en cuenta, además en este punto, nuestra ceguera funcional para reconocer nuestro propio talento.

Se lo contaba a los participantes (¡¡¡VALIENTES!!!) de la Lanzadera de Sevilla con este ejemplo.

Elena Arnaiz Introspección

Tú no tienes la capacidad para ver tu propio talento

No tienes la capacidad para ver tu talento. Al igual que no tienes capacidad para reconocer tu propia voz.

Grabate un audio de voz en Whatsapp. Ahora escúchalo. ¿Verdad que esa no es tu voz? ¿Verdad que no te reconoces? ¿verdad que si te la ponen delante tú asegurarías que esa voz no es tuya?

Pues esa voz es la que te escuchamos todo el mundo. Todo el mundo menos tú . Porque biológica y fisiológicamente estás diseñado para escucharte la voz así como te la escuchas. Y no hay nadie en el mundo que pueda escuchártela como tú ¿fascinante la creación del ser humano verdad?

Bueno, pues con tu talento ocurre exactamente lo mismo (o parecido, es un simil que me he inventado para hacerme entender, a ver si lo consigo de una vez)

Si los demás te dicen que tienes habilidad especial para algo, te lo tienes que creer.

Tu no te lo puedes ver. Si los demás te dicen que tienes habilidad especial para algo, te lo tienes que creer. Al igual que cuando le das al play a ese audio no te queda otra que asimilar que esa es tu voz. Cuanto más te escuchas, más te gustas, más te reconoces, más te admites y más integras ese elemento en ti.

 

Cuanto más enseñas tu talento, más información tienes, más te reconoces, más sabes por dónde tienes que tirar, más capacidad de maniobra tienes, más fuerzas tienes para la siguiente, más te metes en tu bucle productivo de acción. Más y más te gustas, te reconoces te admites y más integras tu talento en ti. En la visión que tienes de ti, en cómo te entregas al mundo, en cómo te relacionas con el mundo, en cómo te comes el mundo.

IntrospAcción para lograr tus resultados, para conocerte mejor, para quererte más. Descúbrete a través de la acción.

Vamos.

Vaaaaaaamos!!!! 🤭 😉


En septiembre nos vamos con #MoveYourTalent a Sevilla.

Y estamos muy felices de tenerte allí para practicar todo esto (y mucho mucho mucho más)

www.moveyourtalent.es

Move Your Talent