fbpx

Blog

¿Qué puedes hacer para mantener el equilibrio y no perder el ánimo?

¿Qué puedes hacer para mantener el equilibrio y no perder el ánimo?

Todos hemos vivido momentos de malestar a lo largo de nuestra vida. Momentos individuales. De mucho dolor, de desestabilización, de trastorno incluso. En mayor o menor medida, todos hemos vivido episodios en los que hemos necesitados recursos personales y sociales para poder recuperar el equilibrio.

Ahora estamos viviendo un problema colectivo, que nos afecta, claro está en lo personal.

〽️ El problema es que cuando te afecta a ti puedes contar con alguien que te ayude, cuando nos afecta a todos es más complejo.

〽️  El problema es que cuando estás mal, el primer consejo que se nos viene a la mente es: “sal y que te de el aire”, “vete a ver el mar y verás como lo ves todo de otra manera” Pero ahora no.

〽️  El problema es que la forma más parecida de acercarnos al alma de otra persona es abrazarla, tocarla, ayudarle a secarse las lágrimas, darle la mano para que se levante del suelo. Pero ahora, no.

〽️  El problema es que cuando lo más valioso que tenemos está en juego, nuestra salud, poner de manifiesto nuestra preocupación por otros problemas más materiales o simplemente porque me siento solo, nos resulta “vergonzoso”. Unos se están muriendo, otros se la están jugando y yo aquí preocupado por mi trabajo, porque mis planes se han ido al garete, o porque no dejo de pensar de forma catastrofista cuando aún no me ha ocurrido nada. Y, entonces, te callas. Un día y otro. O no, y entonces protestas una y otra vez. Y cada vez te sientes más lejos y aislado de tu entorno. Este es un gran problema.

〽️  El problema es que cuando eres incapaz de hacer planes a futuro y solo puedes vivir hoy, tu ilusión se desvanece. Y aquí si tenemos un gran problema, porque es muy díficil mantener el equilibrio sin ilusión.

〽️  El problema es cuando te aferras a mirar atrás. Y han pasado 8 meses y tú aún no puedes aceptar que absolutamente nada de lo que conocías volverá a ser igual. Ni tan siquiera tú. Y te mueres de miedo y huyes hacia adelante. En acciones que no tienen que ver ni contigo ni con tu propósito pero que te dan una falsa y peligrosa sensación de seguridad y control.

〽️  El problema es cuando sientes que pierdes la libertad porque sientes que nada de lo que hagas podrá revertir la situación.

〽️  El problema es cuando desconfías hasta lo más profundo de tu corazón de las personas que tienen la capacidad de hacer algo, de sus intenciones, de sus valores y de sus acciones. Mires al lado que mires.

〽️  El problema es cuando a no pocas personas le resulta tan dolorosa soportar esta sobredosis de realidad que se inventan que no existe. Niegan el problema, niegan la solución, se niegan a ellos mismos alejándose cada vez más de ellos y perjudicando al resto. Esto es un grave problema.

〽️  El problema es cuando nos miramos al ombligo. Y no sacamos las fuerzas para mirar afuera.

Y, como casi siempre, en el análisis del problema está gran parte de la solución.

Yo también siento que pierdo el equilibrio, ¿y tú?

A estas alturas del partido es muy fácil que sientas que estás perdiendo el equilibrio. Es normal que sientas cosas parecidas a estas:

  • Sientes que no llegas a todas las obligaciones que tienes y a las que te has impuesto.
  • Que vas como pollo sin cabeza
  • Tu capacidad de atención es nula.
  • Tienes ganas de llorar. Y te sorprendes llorando. Y nada has podido hacer por regularlo.
  • No tienes ilusión. Parece que no hay nada que te emocione por dentro.
  • Sientes como una especie de anestesia que te adormece los sentidos.
  • Te comparas con cómo eras antes. Y no te ves.
  • Fantaseas con la idea de que todo pase pronto. De que todo vuelva a la normalidad. A como era antes.
  • Pero ya sabes que no. Y no eres capaz de soltar esa idea. Te aferras a lo que ya no puede ser.
  • Te recreas en lo que no puedes hacer ahora. Aunque, tal vez, si pudieras no lo harías.
  • Te olvidas con demasiada frecuencia de lo que sí puedes hacer.
  • Te asfixias. Sientes que pierdes tu libertad.
  • Demasiado tiempo mirando hacia dentro. A tu entorno más cercano. Y no te gusta todo lo que ves. Y duele. Y no sabes qué hacer.
  • De momento te lanzas un “me espero” Pero sabes que cuando llegue el momento de poner el piloto automático mirarás de nuevo al otro lado. Con la sensación constante de “tengo que hacer algo con este tema”.
  • Crees que no puedes acudir a nadie. Todo el mundo está a lo suyo, con sus problemas y sin su ánimo. Parece que no te escuchan, no encuentras consuelo.
  • Has dejado de hacer planes porque no eres capaz de dibujar el futuro. Porque sientes que te lo han quitado. Y lo ves injusto. Y eres incapaz de recordar que la vida es injusta.
  • Sientes episodios de ira irrefrenable. Te enfadas, con todos y por todo.
  • Quieres un abrazo. Antes no te atrevías a pedirlo, pero es que ahora aunque quieras, tampoco puedes.
  • Ya has descubierto que soledad no es estar solo. Para lo bueno y para lo malo.
  • Y sientes que has pérdido el ánimo.
  • Y hoy, solo quiero decirte, que si sientes o has sentido alguna de estas, no estás solo.Yo también pierdo el ánimo.
    De forma puntual, a ratos. Luego vuelvo a por él. A veces lo encuentro rápido y otros tardo un poco más.

    Yo también pierdo el ánimo, pero entre todos es más fácil encontrarlo.

    Estas son algunas de las acciones que yo hago cuando siento que pierdo el ánimo (vete pensando en las tuyas)

 

  • Salgo de casa. Busco la naturaleza, el aire libre. Cuánto más arriba y cuánta menos gente, mejor.⁣
  • Pongo la carpeta de Spotify de canciones que escuchas en bucle, en bucle. Y a toda leche.⁣
  • Pienso en cosas que me gustaría hacer antes de morirme. Y las anoto en mi lista “No me moriré yo sin…”⁣
  •  Me recuerdo que estoy viva.⁣
  •  Como chocolate. ⁣
  • Hago bizcochos (para esto tengo que estar muy dispersa).⁣
  • Tiro o regalo lo que ya no uso. Es tremendamente liberador para mi sacar bolsas de objetos y papeles que ya no necesito.⁣
  • Escribo. Pero no por trabajo o para compartirlo contigo. Para mí, para tirarlo luego.⁣
  • Hago firmas y dibujos super artísticos en un folio sucio. Hasta que lo lleno (esto ya empieza a ser pelín raro eh? pero me relaja)⁣
  • Organizo planes (también en formato virtual y/o telefónico) para ver y hablar con personas a las que quiero.⁣
  • Busco el mar. Oler el mar. Tomar consciencia de lo ínfima que mis problemas y yo somos para el Universo.
  • Me hablo. Escojo formas alternativas de hablarme.⁣
  • Leo.⁣
  • Pongo lo más chorras que vea en TV en ese momento.⁣
  • Me pinto los labios y me pongo unos pendientes que me den alegría.⁣
  • Miro a las estrellas y a la Luna.⁣
  • Elijo nutrirme de pensamientos bonitos y si no los tengo en ese momento, me pongo charla TED que me gusten, leo cualquier cosa de Viktor Frankl o bicheo en IG cuentas de pensamientos bonitos (@laura_chica y @pabloarribas son medicinales en este sentido)⁣
  • Veo TikTok, me seda

Y estas son algunas de las que hacen mis #personasbonitas

Subí esta pregunta ami instagram y a mi facebook, y han aparecido muchas más (vete pensando cuáles haces tú para dejármelas en comentarios para que las pueda ir añadiendo)

Soon absolutamente literales, que tienen mucha más gracias😝

  • Pues… ponerme canciones que me gustan y que pueda cantar en voz alta (preferentemente desafinando… eso se me da bien y me da la sensación de hacerlo a mi manera)
  • Cocinar, pero que me dejen solo. Me meto en la cocina y a ver qué sale. Esta iniciativa es bien compatible con la anterior.
  • Aunque parezca monotemático, un poquito de Feldenkrais nunca viene mal. Si puede ser, pido una sesión a alguien para que me toquen. Si no, me pongo una grabación y me vale.
  • Salir a pasear a solas. Callejear y perderme o caminar por mis lugares favoritos, Jardín Botánico y Retiro son dos claves.
  • Entrar en tiendas donde vendan ropa bonita, librerías pequeñas o tiendas de decoración. Lo mismo no compro nada, pero me gusta curiosear.
  • Igual esto último lo puedo hacer en una tienda de vinos, pero ahí ya te digo que acabo comprando algo… y claro, abrir un vino siempre es una opción maravillosa… y esta es de las que prefiero hacer con alguien que esté en primera línea en mi corazón. También puede ser sólo, pero mola más con amigos…
  • Ver mis series o programas favoritos (son pocos, pero acumulo episodios para verlos luego del tirón sin publi 🤣)
  • Chateo con mis amores del otro lado del charco.
  • Arreglo los álbumes de fotos..
  • . Y si es de esos momentos en que necesito resetear la mente (literal) juego unas partidas de MahJong contra reloj, ¡quedo como nueva! 🤣🤣🤣
  • Quedarme sola y en silencio 😂😂😂
  • Te leo.
  • Escribo, llamo o “quedaba” con personas favoritas que su voz me levanta.
  • Me encantaria mirar el mar, asi que cierro lo ojos y lo imagino.
  • Busco la ⛰ y ando hasta que se pone el 🌞
  • Camino, salgo al mar, a la Naturaleza, escribo, leo, como bizcocho y también me pongo música bailonga y bailo dándolo todo.
  • Merendar una magdalena con Nocilla y después una galleta con leche condensada (va a venirme la regla seguro), un paseo, o simplemente asomarme a la ventana a que me dé el aire, ganchillo, llorar, comprar otra colección de papeles, pensar qué fotos voy a usar con qué papeles, jugar a los médicos, dibujar un zentagle o lettering o florecitas, publicar algo bonito en instagram, cuando se podía iba al gimnasio o a nadar, nadar mientras te da el sol, la playa, desfogarme pero bien en el fútbol (cuando se podía, en casa no mola nada), tomarme algo con alguien que me apetezca, no ver a la gente a la que detesto (solo son gente que me hace daño), mirar al mar y respirar profundo, soltarle la chapa a mi amiga (quién le manda preguntar)… Todo esto dependiendo del día, algo se me olvida seguro. Lo que estoy segura que no me hace sentir mejor es planchar
  • Ganchillo sí! Aprendí de pequeña y lo retomé el año pasado. No he hecho nada aún, voy haciendo de izquierda a derecha y vuelta 😂😂😂 pero me relaja mogollón! Estoy tentada en hacer un curso muy interesante que vi 🧶, ahora es crochet (que queda más glamuroso)
  • Sí me ayudan también ver las fotos con los míos de los buenos momentos música a tope.
  • Os leo mucho antín pizarra brilla.
  • mira tik tok bailes
  • caminar y proponerme objetivos
  • comer chocolate
  • poner música rock and roll
  • me encierro en mi cuarto a escuchar música y dibujar y pintar
  • mira a ver sin saberlo te contesto en mis historias sobre todo mirar lo que tengo que es mucho
  • caminar caminar y caminar leer libros y escuchar mi música favorita
  • mira mi hija
  • hablar contigo y concejo compartir con amigos siempre
  • busca dentro de mis movimientos soledad lectura creo escribo Pinto cocino me inspiro con conversaciones con personas bonitas escucho conferencias Leo libros música me muevo cambio mi postura corporal y cambio mi emoción y mi pensamiento práctico feldenkrais
  • dormir
  • cantar bailar cerveceo y tapete o boxeo paseo perruno con música o sin donar cosas
  • hablar con mi madre mi mejor amiga con Ana ébano mm contigo reírme mucho
  • planear viajes mirar fuegos Pinterest limpiar ordenar hago muchas cosas no
  • el máximo del mar me reconecta con la energía positiva
  • música meditación cocinar dibujar crear leer pensar en todo lo que tengo
  • oír música que nos gusta
  • hablar con amigas de esas que te entra la risa solo de escucharla y abrazarme a mis chicos en el sofá
  • crear cosas imaginar nuevos talleres visualizar cuando se puedan hacer
  • pasear por la montaña la conexión con la naturaleza recarga las pilas escuchar
  • sexo con alguien o  conmigo misma
  • caminar actividad física en ver el mar quedar con gente bonita y escuchar música
  • perrear
  • ponerme un audio que te voy a mandar por whatsapp
  • pensar y hacer bisutería y música
  • escucho en mi lista adrenalina de Spotify e ir a la playa y que el viento me despeja la mente
  • bailar sevillanas
  • me reconecto el cuerpo haciendo ejercicio físico y luego uso aceites esenciales cítricos y mentolados cantar a toda pastilla andar a buen ritmo escuchando algún podcast o música
  • bailo y canto y hago un gallito queriendo para hartarme de reír
  • rutinas de ejercicio diario compartir risas con mi hija disfrutar de lo pequeño a tope
  • Hago sticker de ti
  • escuchar música potente y hacer ejercicio
  • Un café con mis amigos escuchar “Jerusalema” o “Eso que tú me das”
  • ir a conocer sitios nuevos pero desde que me confinaron en Gijón lo tengo difícil
  • hacer deporte dar gracias a la vida por todas las cosas y personas bonitas que tengo

Y ahora, cuéntame qué haces tú

En momentos de perder el equilibrio individual con escasos recursos de apoyo social, ahora más que nunca es cuando te enfrentas a ti. Y te necesitas fuerte. Déjate espacio para sentir, para tomar consciencia, pero no olvides el hacer. El hacer cosas gratis (fijate que de la gran mayoría no depende el dinero), casi todas las puedes hacer hoy y, sobre todo, para la gran mayoría solo te necesitas a ti.

A ti a tu capacidad infinita de volver a encontrar el equilibrio una y otra vez. Mucho ánimo.

Te leo en los comentarios y los iré añadiendo al post, para que cuando no se nos ocurra que hacer 😉