fbpx

#hoybrilla

Brillar en la oscuridad #HoyBrilla @LaraEmpleo

Brillar en la Oscuridad por Lara Vidal

A mi las personas como Lara me enamoran. Representa todo lo que yo quiero ser en la vida y las características de las personas que quiero cerca de mi. Su energía te recarga. Sólo el brillo de sus ojos cuando una idea o una acción le enganchan la hacen brillar de una forma que ella no alcanza a imaginar. Su entrega en sus proyectos se percibe mucho antes de que la veas trabajando porque sus resultados y lo que los demás expresan con su cuerpo cuando hablan de ella la delatan (esto es Marca Personal ¿verdad?

Te ríes, te hace reír, entra en la broma, se expresa desde el humor. Y la cercanía. Un poder escénico y de comunicación de los que te atraen de forma irremediable. Alegre, divertida, sólo quien trabaja con personas entiende la relevancia de esto. Sólo quien ama, con mayúsculas a las personas y lo que hace es capaz de escribir y vivir un post como el que me regala con su generosidad para que entendamos nuestra labor, para que nos recordemos todos los para qués y para que sepamos dónde debemos ir a buscar cuando necesitemos brillar en la oscuridad. Haces poesía del desarrollo profesional.

Gracias Lara.

Brillar es la única forma de arrojar luz en el camino

Me gustaría hablaros en esta preciosa tribuna que me prestan, sobre cuando ser gusiluz es la única opción, elegida o no. Esas ocasiones en las que brillar es la única forma de arrojar luz en el camino. Aun sin querer. Me explico.

Seguro que, expresado de una forma u otra, has escuchado o leído alguna vez aquello de “si te encuentras mal, ayuda a otros y te sentirás mejor”. Una cosa te voy a decir, descubrí que eso era cierto sin hacerlo a propósito. Sin querer, sin intencionarlo. Me di cuenta de que eso me pasaba a mí. Y no solo a mí. Pero también a mí. Absolutamente metamórfico. Completamente luciernagante. En momentos de plena penumbra, hacerte luz, es la única forma de que HAYA luz. Pero que no hace falta que busques una receta, ni los 10 tips a seguir, ni cómo lograrlo paso a paso. Que recuerdes que a ti ya te ha pasado, seguro. Mira a ver. Seguro. Y a lo mejor ni te has dado cuenta de que tú también brillas en la oscuridad.

 

Tú también brillas en la oscuridad

Yo me di cuenta que me ocurría, sin ponerlo en práctica egoístamente, sino al revés, me sucedía para mi bien sin ser esa la intención primera.

Claro, cuando te das cuenta, engancha. No hay ejemplo más claro del manido win-win.

Lara Vidal Hoy Brilla

Da igual que estés apagada

Recuerdo que, con una compañera de trabajo y amiga, nos dimos cuenta que daba igual cómo estuviéramos anímicamente, había algo que siempre mejoraba nuestro ser, y era la semana que teníamos que dedicarnos a impartir sesiones de empoderamiento personal y profesional a grupos de búsqueda de empleo. Era absolutamente transformador y, además, automático. Tanto, que cuando teníamos un día gris, adoptamos la expresión “necesito una semana de talleres”. Es entrar en el aula, y cambia hasta la postura corporal, la expresión de la cara, el tono de voz. Y lo mejor, es que te lo llevas, no es solo el ratito de intervención, esa mejora se queda en ti, te hace brillar en tu oscuridad.

Nos sigue pasando. Me sigue ocurriendo. Con caga grupo al que intento motivar, animar al cambio, negociar mejoras. Acompañar y caminar juntas. El reto de cambiar la energía de un equipo, requiere tal inversión emocional, que, en efecto, se invierte dicha energía, también la tuya, haciéndote brillar. Comienza siendo un brillo más interno, casi una vibración, que acaba explotando y brotando por cada poro de tu piel, imparable, inapagable.

Cuando te miran esperando luz, da igual que estés apagada

Cuando te miran esperando luz, da igual que estés apagada. Como esos detectores de los baños que te hacen hacer aspavientos, tu gente se convierte en gestos y de manera automática, por detección de la necesidad, se enciende tu luz, y brillas en la oscuridad, en tu oscuridad.

Si las heridas sangraran flores

Me encanta el estribillo de una canción que escribió un amigo, que decía “si las heridas sangraran flores, te haría un collar de tantos colores, que quedarían sin luz los soles”. Tal cual. Tener valores firmes en ocasiones (te) hace daño, ser coherente a veces (te) lastima, vivir en el universo de las personas altamente sensibles, produce heridas.

Heridas que sangran flores, que necesitan luz para sanar.

Cuanto más oscura sea la senda que recorres, mayor parecerá la luz de cualquier pequeño destello. Mayor la sensación de resurgir, de “por ti me hago luz” aunque sea inconscientemente. Si las heridas sangraran flores… crecerían con la luz de los ojos que acompañan, de los ojos espejo, de los ojos que resurgen para otros ojos empañados.

Lo que te vuelve brillo

Cuando el alma está sombría, y el cuerpo es debilidad, y se instala el ‘a punto de llorar’ muchas horas al día. Cuando la oscuridad que da la tristeza lo cubre todo, y se tiñen de negro cielo y tierra. Ahí, descubrirás lo que te hace volver, lo que te hace brillar, lo que te vuelve luz. Esos días que más que amanecer pareces resucitar. Observa qué es lo que te hizo brillar. Por favor, agárralo fuerte. Hazlo cotidianidad.

Todas deberíamos encontrar aquello que, mediante la interacción, nos hace brillar en la oscuridad.

El brillo que surge del momento más lúgubre para salvar el día, o para salvar la vida

Porque ese brillo es el esencial, no nos hace brillar sobre otros, ni más que otros, ni deslumbra, es el brillo de la supervivencia y la superación, de la entrega, de la transformación, personal y social, ese es el que cambiará el mundo oscuro que tenemos, dentro y fuera, el que surge cuando anteponemos lo común a lo individual, cuando damos al otro su lugar sin perder de vista el nuestro, el que salva el alma propia y colectiva, el brillo que inunda sin ser invasivo, el que señala caminos mejores, el que ayuda a trazar vías de esperanza y a dibujar los mejores escenarios posibles. El brillo que surge del momento más lúgubre para salvar el día, o para salvar la vida. El más ancestral, genuino, que emana del pecho y recorre tu esencia; que tiene su génesis en no sabes dónde, porque te parecía imposible en ese instante, en ese lugar emocional. Y de repente, luz.


Lara Vidal HoyBrilla Oscuridad

Lara Vidal tiene un blog con unos post que son una delicia para los oídos de las personas que compartimos AMOR por la orientación y por el desarrollo de las personas.

https://laravidalserendipia.blogspot.com

Y en sus redes sociales puedes seguir parte del trabajo espectacular que hace con sus equipos de empleo y orientación de toda ESPAÑA de Cruz Roja 

 

Me encantará leer tu comentario :)