Blog

Cuando acabes de leer este post, te enamorarás de Twitter.

O no. Pero yo voy a echarle todos los argumentos y mis ganas para poder conseguirlo.

Tras haberte convencido de los motivos por los que debes dejar de ser un huevo en Twitter, tras conseguir que te familiarices con el particular estilo de lenguaje de la red y tras vencer esa barrera inicial, hoy hablaremos de los motivos por los que te conviene encariñarte del pajarito azul.

1448736280471

  • Conoces personas.

Sin parar. De forma constante. De cualquier parte del mundo. De cualquier sector (de todos). De tu sector y de tu mismo perfil profesional. Ves cómo y con quién interactúan. Te quedarás con los que te aportan, con los que te hacen crecer y pasarás a hablar con ellos. Intercambio de opiniones, de puntos de vista, de agradecimientos y ideas. Les conocerás por su nombre y apellidos y vuestros intereses profesionales harán que a muchos de ellos los llegues a conocer carne y hueso. Y te encantará poder tener acceso a estas personas a las que, de no existir Twitter, te sería mucho más complicado (por no decir imposible) acceder.

  • Tu zona de aprendizaje crecerá y crecerá de forma desmedida.

Imagina cuánto puedes crecer en conocimientos y en habilidades leyendo información actualizada sobre tu profesión, artículos novedosos, compartiendo entradas de tus compañeros y colegas, noticias relevantes sobre tu sector profesional de interés. Desde que Twitter entró en mi vida, nunca me he sentido tan al corriente de las nuevas tendencias, de modelos y paradigmas novedosos. Pero también de buenas prácticas, de técnicas novedosas que puedo aplicar diariamente en mi trabajo. También es fuente inagotable de inspiración (modelos e ideas de negocio, líneas profesionales a desarrollar, ejemplos a seguir y también a evitar)

  • Tu cara, tu nombre y apellidos y aquello que pongas en tu biografía quedará asociado a todo lo que compartes con tus seguidores y al tono en el que lo haces.

Y es una excelente forma de trabajar en el desarrollo de tu marca personal. He escuchado decir a la, en mi opinión, reina de Twitter Eva Collado Durán, que en esta red eres lo que compartes. Y no puedo estar más de acuerdo con ella. Esta red y todo lo que en ella compartas y regales, se convertirá en una excelente aliada en tu desarrollo profesional: generación de una comunidad de personas con las que hablas el mismo idioma, información a medida sobre las temáticas que te interesen e incremento de tu visibilidad como profesional.

  • Potentísimo altavoz para decirle al mundo quién eres y qué puedes hacer por ellos.

No imaginas cuánto crecerás como profesional cuando seas capaz de descubrir quién y qué es lo que tienes que aportar, qué es aquello que te hace diferente. Tu evolución en Twitter irá necesariamente de la mano de tu evolución como profesional. Contribuirá de forma directa en el conocimiento de tus potencialidades y de aquello en lo que tienes que mejorar si quieres conseguir tus objetivos.

  • Ampliarás tus fronteras.

1.0 y 2.0 se unen en una finísima línea, hasta que mágicamente, un día entenderás que no existe diferencia en lo esencial entre estos dos conceptos. Somos personas comunicándose con otras personas y para ello utilizamos los canales que tenemos a nuestro alcance. Todos: los online y los otros. Los de siempre y los nuevos. Saber utilizar todos ellos de forma óptima ha de convertirse en tu objetivo. Tienes que saber comportarte y desenvolverte exitosamente en una reunión, en una entrevista, en un vino español, en una fiesta y en una red social profesional.

Twitter te permite estar conectado a un evento en Madrid que te interesa muchísimo pero que como vives en Oviedo no puedes ir. De verdad, esto es maravilloso ¡gracias Twitter! Del mismo modo, cuando tu vayas a un evento profesional, podrás compartir con tus seguidores tus anotaciones y reflexiones de lo que allí está pasando. Crecerás tú, darás difusión al evento, a ti mismo, a los ponentes, a la organización.

Crecer, crecer y crecer. Crecer y mejorar. Esta es la idea principal. Enamorate de Twitter, te hará crecer. Y lo hará de forma constante. ¿Cómo puede ser posible que te estés perdiendo todo esto?

Deja de ponerte excusas, quítate miedos infundados y actúa. Ha llegado el momento de romper el cascarón y comenzar a disfrutar.

Todo romance que se precie (y este sin duda lo es), ha de tener banda sonora. No sé si he conseguido que se produzca flechazo, pero al menos, me aseguraré de que te vayas con buen sabor de boca. Disfruta esta versión de “Bluebirds over the mountain”  y permíteme que te la dedique a ti y a todas las personas con las que cada día comparto y crezco en Twitter. ¡Gracias a todos!