Blog

Cómo he triplicado las visitas a mi web sin saber nada de SEO

Cómo he triplicado las visitas a mi web sin saber nada de SEO

– Elena, ¿Cuántas visitas tienes en tu web? ¿Sabes cuáles son los contenidos que más interesan a tu audiencia? Si no lo sabes, cómo articulas tu estrategia de contenidos ¿al azar? ¿te das cuenta la cantidad de tiempo que estás perdiendo?

Yo no quería hacerle caso. Me sentaba fatal oírle. Mil millones de resistencias ante realidades incómodas que me iba planteando.

– Estás perdiendo el tiempo en tu estrategia de contenidos con el blog, Elena. Tienes muy buen contenido, tienes muchas visitas, tu producto es bueno pero no estás haciendo nada para llegar a más de tus “#PersonasBonitas”, para atraer a más personas que no te conocen de nada a tu página web. A tú público objetivo, vamos.

– ¿Cómo que no? le decía yo orgullosa (y algo enfadada por dentro ‍♀️). Pero si cada vez que escribo un post lo publico en todas mis redes sociales. Me curro mucho los post, procuro que sean fáciles de leer y elaboro entradillas chulas que den ganas de leer el post basadas en las que yo creo que son las necesidades de mis seguidores. Es más, me aseguro que no me quede ningún comentario por responder en Facebook y en LinkedIn. Para twitter ya no me da la vida para contestar a todo el mundo.

(Me resultaba realmente ofensivo que me dijera que no estaba haciendo nada, con la de tiempo, esfuerzo y energía que me lleva a hacer todo esto)

– Necesitas hacer cosas distintas para obtener resultados distintos ¿no dices tú eso en tus conferencias? No tiene sentido que inviertas tanto tiempo en hacer contenidos nuevos si luego no pones en marcha las acciones necesarias para que ese contenido se posicione. No digas que no tienes tiempo para trabajar en tener más visitas en tu blog si luego lo inviertes en escribir post que nadie lee.

En la definición del concepto “Amigo Incómodo” que Laura Chica ha acuñado y difundido por el mundo, aparece una foto de Claudio Inacio. Creo que su forma de expresarte aprecio es darte caña para que mejores.

Y lo cierto (y lo que más rabia me da) es que lo que te dice funciona porque lo ha probado en él mismo y en sus clientes mil veces. Y no me ha quedado más remedio que enfrentarme una vez más a mis creencias y probar las acciones que “sútilmente” me sugería y medir.

Y ver el cambio (y pensar, ¡porras! que iba a ser verdad) y meter más acciones y volver a ver más resultados. Y callarme, tragar saliva, sonreír y decir:

“Tenías razón. No hagas más sangre de la necesaria que una tiene un ego.

Ahora necesitamos contarle esto a más gente. Muchos de mi colegas, muchos de mis clientes y yo estamos como burros en este sentido, estamos perdiendo el tiempo de forma soberana.

Tú sabes cómo implementar estrategias para incrementar visitas a nuestra web y yo sé cómo hacer que superen esas creencias que les están haciendo perder energía y obtener resultados mucho más pobres de lo que deberían”.

visitas web

Imagen del Banco de Imágenes FreePik

Creencias que me impedían aplicar técnicas SEO para tener más visitas en mi web

Porque tela con todas las creencias que nos atacan al respecto de utilizar técnicas de social media y SEO para aplicar a la gestión de nuestra marca personal.

Te voy a exponer aquí las mías (y las que he escuchado decir a muchos profesionales que están trazando una gran estrategia de visibilidad en redes sociales pero que aún les queda dar un paso más) porque es una forma excelente de seguir trabajándomelas y porque estoy convencido de que te ves reflejado en más de una:

“Yo es que tengo un estilo muy genuino y directo, perdería mi esencia si uso truco de SEO de esos”

Desconocimiento puro. Al no saber pues te atreves a decir burradas. Fue a raíz de este post de Claudio Inacio (lo tengo impreso) dónde me di cuenta de la debilidad tan fuerte que tenía en este tema y la gran desventaja competitiva de la que ni siquiera era consciente.

Aplicar técnicas de SEO no tiene nada que ver con perder tu esencia. Al contrario. No aplicarlas tiene que ver con una fuerte resistencia al cambio y con un uso poco profesional de un canal de comunicación muy potente para hacer llegar mi propuesta de valor.

“El blog es un medio y no un fin”

Ésta la sigo mantiendo a pies juntillas. El blog y las redes sociales en la gestión de nuestra marca personal es un medio para tratar de hacer llegar nuestra propuesta de valor.

Yo antes compartía visión con Andrés Pérez Ortega (en el vídeo que os dejo más abajo tenéis su debate con Claudio al respecto). Lo de no podemos perder tiempo con estrategias de social media muy sofisticadas para incrementar las visitas a mi web, lo de que yo no me voy a ganar la vida con el blog, etc. resonaba muy bien en mi cabeza porque me dejaba en la posición que yo quería estar. La misma, haciendo lo mismo, lo que ya sabía hacer muy bien y donde me encontraba muy cómoda.

El blog es un medio, totalmente de acuerdo. Si gestionándolo sin tener ni idea ya nos ofrece resultados, imagina lo que puedes conseguir cuando te formas, incorporas y adaptas a tu estrategia conocimientos de social media.

A mi que me quieran por mi valor. A quién le guste vendrá a buscarme.

Sí, y con un poco de suerte aparecerá también mi príncipe azul. Con la de veces que yo le doy caña a mis clientes o alumn@s con lo de nadie va a venir a buscarte a casa, tienes que darle visibilidad a tu talento, etc ¿cómo podría yo aferrarme a esta creencia de esta manera? 

Estoy compartiendo mi nuevo contenido en mis redes sociales. No voy a estar dando la brasa con contenido que ya han leído.

No te des tanta importancia. De verdad que nadie está tan pendiente de tus contenidos. Tú me vas a leer si, por casualidad, el día que publico estás en redes y te llega. Si me quieres mucho puede que estés suscrito a mi blog y te llegue. Pero con todo lo que cuesta escribir un post, no tiene sentido dejar la posibilidad de que me leas reducida al azar. Una vez más, salir de nuestra visión y ponernos al servicio de tu necesidad nos dará la luz ⭐️.

Yo ya tengo retorno con mi blog. Es decir, tengo más clientes de lo que puedo abarcar. Como estoy, estoy muy bien.

Bueno, ésta ya es gorda. Tal y como está de inestable el mercado laboral, mejor pensamos en diseñar una forma de atraer personas interesadas en tu producto y encontrar la forma más óptima de darle respuesta a todas. Y a cuántas más, mejor. Si tú sola no llegas, habrá que buscar la manera. Pero el problema nunca puede ser el exceso de clientes.

Es muy difícil y yo… yo soy de letras.

Es más complicado de lo que parece y, es cierto, que yo sola no hubiese podido (o habría tenido que invertir mucho más tiempo). Contratar profesionales o asistir a formaciones que te asesoren en este tema es una opción excelente. Pero, vamos, que si yo he podido ir integrando y aplicando algunos conceptos sencillos, te aseguro que cualquier persona puede hacerlo. Es infinitamente más fuerte la resistencia en tu cabeza a incorporar cambios que la dificultad de las acciones.

Y, por supuesto, con todo lo que tengo encima, como para perder tiempo en esto. Yo no tengo tiempo para esto. Él podrá porque se dedica a esto y sabe mucho, pero yo no.

Dice Alcaide (otro amigo incómodo por excelencia) que el tiempo es el que es y es el mismo para todos. 24 horas. Lo importante es lo que decidas hacer con él.

Pues eso, hasta que no entiendes los para qués, no pasas a diseñar e implementar las acciones necesarias para llevarlas a cabo y no encuentras el tiempo necesario.

Excusas

En definitiva, excusas. Excusas baratas que me pongo una y otra vez cuando no sé algo.

Cuando me da pereza pararme a pensar, probar, medir y evaluar.

Este año es que el menos post he publicado desde que lo inicié. Es que no he tenido tiempo ni para mi queridísimo #HoyBrilla (y esto sí que es un indicador de lo realmente justa de tiempo que he ido) Este es el primer domingo que estoy en casa desde que empezó este año y estamos en abril.

Y aún así, es el año que más visitas he tenido en mi blog y que según unas estadísticas molonas que me manda Claudio de vez en cuando está en pleno apogeo. Parece ser que he triplicado

Visitas web elena arnaiz

Cómo he triplicado las visitas a mi web sin saber nada de SEO

Así que la respuesta que tengo que darte a éste título (muy SEO ¿verdad? ) es muy simple:

1. Dejando atrás mis creencias estúpidas sobre algo que no conocía.

2. Aplicando pequeñas, simples y sencillas técnicas y estrategias de social media que están al alcance de cualquier profesional hoy en día (a golpe de clic)

Lo realmente difícil fue el paso 1, como podéis intuir.

Beneficios

Te explico lo que realmente me importa a mi de esa gráfica y de esos numeritos que apenas entiendo:

  • He optimizado mi tiempo. Y he podido invertirlo en mayor descanso (no tiene precio esto, de verdad)
  • He liberado energía para centrarme en la ejecución.
  • Y, sobre todo, me he quitado de encima esa estúpida sensación de culpa por no publicar nuevo contenido.

Menos, muchas veces, es más. En la estrategia de visibilidad de tu marca personal, también ¡Que liberación, por favor!

No he tenido tiempo para crear más contenido pero sí para darle visibilidad al que ya tenía. Sí para optimizar recursos, si para profesionalizarme en otra competencia más imprescindible para cualquier modelo de negocio. Tan lógico  y tan poco usado. Por desconocimiento, por temor, por, incluso, un pelín de soberbia. Y, gracias a eso, he conocido a más personas con necesidades que yo cubro en parte con mis contenidos y que en un momento dado se han convertido en mis clientes, o me han recomendado, o simplemente se han convertido en compañeros de aprendizaje y crecimiento (así es cómo concibo yo esto de compartir contenidos en redes sociales)

No nos engañemos, escribimos en un blog para dar a conocer nuestra propuesta de valor a nuestro público objetivo. No es un hobby, no es algo lúdico, lo haces como parte de tu estrategia profesional ¿empezamos a usarlo de modo profesional?

Y tú ¿estás dándole caña a las muchas herramientas de social media para potenciar tu marca personal?

Yo sé que no, porque te veo y porque me veo en ti hace unos meses. Tras muchas conversaciones con Andrés Pérez y Claudio Inacio y con otros dos súper embajadores de marca personal de nuestro país que de momento mantendremos en anonimato, llegamos a la conclusión de que tenemos que idear algo que te permita acceder rápida y eficazmente a contenido que te ayude a resolver tus necesidades: cómo por ejemplo ésta. Puedes ver su opinión sobre este tema en su vídeo en Street Personal Branding y luego nos cuentas tu visión ¿si? Cómo puedes ver hay debate al respecto

 

Y habrá ocasiones en las que te podrá ser resuelto por sólo uno de nosotros y otras en las que el resultado de combinar las fortalezas de varios harán que tus resultados sean aún mejores. Llámalo Cobranding si quieres.

Visitas webvisitas web

Y tú, ¿quieres profesionalizar el uso de tu blog y obtener, por fin, más resultados?

Te iremos contando más de esto a su debido tiempo, pero mientras tanto, dime:

  • ¿A ti también te pasa lo mismo que me pasaba a mi en la gestión de tu contenido en redes sociales para gestionar tu marca? ¿qué vas a hacer para solucionarlo?
  • ¿Estás harto de perder tú tiempo creando contenido que sólo te van a ver las personas que coincidan en tiempo contigo en internet y que ya te sigan?
  • ¿Vas a seguir dejando de lado a conocer a personas nuevas que llegan a ti porque encuentran tu contenido en Google?

Espero haberte dejado reflexionando tras estas ideas y tras mi particular travesía por el desierto. Habré cumplido mi objetivo. Hacerte cuestionarte tus rutinas y tus creencias para que mejores, para que optimices, para que brilles más (aún).