Blog

Ser diferente no es suficiente.

¿Has oído alguna vez que tienes que ser diferente?

¿Has oído alguna vez que tienes que ser diferente? Que es importante que te diferencies del resto para conseguir tus objetivos, para llamar la atención, para resultar más atractivo, para tener más opciones de triunfar…

Bueno, pues no. No así y no del todo.

O no en todas las circunstancias. O sí pero si asumes los riesgos que conlleva y lo que estás haciendo.

De esta manera, son muchas las personas que se interesan por saber cómo pueden dejar una marca personal diferente, novedosa, extasiante, chisporreante y con fuegos artificiales para causar un tremendo impacto en su audiencia enfervorecida.

Como ya me conocéis, podéis percibir una buena dosis de ironía en mis palabras y en lo poco que creo que en los métodos artificiosos, rápidos, enlatados y superficiales para conseguir nuestros objetivos.

Marca Personal Elena Arnaiz

Foto: Elena Arnaiz (a mi paso por los Pirineos)

La cuestión es más complicada que todo eso. Se trata de que tus diferencias (el mero hecho de ser persona ya te convierte en único e irrepetible) aporten valor a los demás. Es decir, que la diferencia entre tú y cualquier otra persona está en tu forma de hacer las cosas a tu estilo y aportando valor. Así te escogen, así compran tu producto y así te metes para siempre en sus corazones.

Pero ojo, no en todos los corazones. Porque será precisamente esa preciosa y valiosa diferencia la que a unos enloquezca, a otros guste sin más, a otros le resulte  neutra (ni fú ni fá) y otros les horrorice. Si tienes más de 15 años y estás leyendo este blog deberías tener más que asumido que NO puedes gustar a todo el mundo. Ni falta que nos hace. Es así de crudo y así de real, cuanto antes lo asumas mejor te irá. Así que este punto lo dejamos aquí.

Si buscas una manera fácil de llamar la atención encuentras justo eso: una manera fácil de llamar la atención.

Por otro lado, si buscas una manera fácil de llamar la atención, habrás encontrado justamente eso: una manera fácil de llamar la atención. Llamar la atención no es el objetivo de una estrategia de desarrollo de marca personal porque llamar la atención no produce resultados. Y gestionar nuestra marca de forma estratégica, sí (esto va dedicado con amor para que los que nos llaman “vendehumos” así de gratis 😉 ). Conseguir ser la opción elegida es nuestro objetivo. Para ello no es suficiente con ser diferente. Lo que en realidad ha de hacerme diferente, es el valor que logro aportar.

DIferenciate por el valor que eres capaz de aportar a los demás.

¿Salir con una cabeza de caballo a dar una conferencia es diferente?

Si

¿Llamas la atención?

Si

¿Vas a conseguir tus objetivos haciendo eso?

Depende.

Como no aportes valor en cada de una de tus palabras, en tu forma de decirlas, en lo mucho que has pensado el contenido, en el enorme esfuerzo y trabajo que hay detrás y en la emoción que generas en los demás no conseguirás que tu audiencia se enamore de ti y te recomiende a ti y tus charlas por donde quiera que vayas. Sergio Ayala, esto obviamente, va por ti. Y en tu caso SI. En tu caso desbordas los objetivos 😉

¿Y qué te parece salir a dar una conferencia así? Pues lo mismito…

Sergio Ayala Marca Personal

 

Más. Navegando por internet esta mañana me he encontrado con este vídeo que si no es viral ya, está en camino. Échale un ojo (ADVERTENCIA; Escuchar Despacito de Luis Fonsi produce un efecto demoniaco en nuestro cerebro y hace que la cantes y la cantes desde ahora hasta la semana que viene)

Javier Otero es tripulante de cabina de Ryanair.

Una de las tareas de los tripulantes de cabina de esta compañía aérea es dar por saco ofrecer lotería a los pasajeros. Puedes afrontar esta tarea así:

  • Sin muchas ganas: pasas, pronuncias cuatro palabras en español y otras cuatro en inglés mirando de lado a lado en forma de robot histriónico (por lo de la sonrisa forzada) y listo.
  • Con ganas: con sonrisa y con amabilidad, explicas con todo lujo de detalles las ventajas de comprar la lotería, le metes  un pelín de alegría al asunto y listo.
  • Marcando la diferencia aportando valor: detectas tus competencias estrella (que no necesariamente tienen que ser aquellas por las que te han contratado), le metes pasión, ganas y alegría de vivir a tu trabajo (que resulta que tienes muy claro que tu trabajo es tu vida y viceversa) y cierto riesgo asumido, lo haces con honestidad y con la intención de hacer pasar un buen rato a esas personas a las que te diriges  y lo petas.

¿Cuál es el riesgo? Saltarse los pasos del medio. Muchas personas hacen un resumen y se quedan con; marcas la diferencia y lo petas.

Ya, claro. Parece sencillo, pues no.  El chaval este canta bien, tiene gracia, es de Cádiz, se ha preparado la letra con inteligencia y con sentido del humor, está harto de hacer validaciones de sus bromas y sabe que gustan, son bien recibidas y obtiene resultados (incremento en la compra de rascas), le consta que está en una compañía en la que no le van a despedir por hacer esto (más tontos serían). Toma las riendas, se arriesga y gana. Vaya si gana.

El vídeo en dos días pasará a la historia. Pero sus competencias no. Él para siempre sabrá (ya lo sabía antes) que no es un azafato más.

Su compañía también lo sabe. Punto para ellos que han compartido el vídeo en sus páginas de redes (employer branding, humanizar la marca ¿nos suena verdad?). Además tienen ya un empleado más contento que buscará de forma incansable mejores formas de hacer lo mismo, más opciones de atraer a más talento como él que se van a sentir con libertad de poner al servicio de la empresa sus competencias y otros muchos compañeros que van a hacer también por innovar (esperemos que los pilotos sigan en la misma línea que hasta ahora)

¿Hubiera compartido otra aerolínea este vídeo? Vale, en la que estáis pensando no venden rascas, punto para ellos en este caso 😉

Y tú y yo que estamos viendo a este chico en acción también lo sabemos. ¿Imagináis que yo soy una headhunter que busca alguien como él para mi compañía? ¿Crees que no le van a ofrecer ninguna oferta de trabajo a este hombre? Yo lo tengo claro. A ver si puedo contactar con él y me lo cuenta.

Marca la diferencia para aportar valor.

Y para  acabar y por aplicar este concepto de marcar la diferencia a la búsqueda de empleo:

Cuando fui a #MalagaEmplea invitada por IMFE Málaga y por mi Alejandro Durán  (que recuerdo tan bonito tengo de aquel día) estaba sentada al lado de la directora de RRHH de IKEA Málaga. Cuando ella volvió a su asiento tras haber presentado uno de los premios, la chica que estaba detrás de nosotras le dijo; “Perdona, se te ha caído este papel”. Y se lo dio con una sonrisa muy amable, pero con cierta mirada pícara. Cuando la chica de IKEA fue consciente de que no tenía ningún papel que se le pudiera haber caído, lo desdobló con cuidado y pudimos ver que era el CV de la chica de atrás. Cuando ella vio que lo habíamos descubierto y vio nuestras sonrisas, nos giramos para atrás y ella muy sonriente nos dijo “te hice caso” mirándome a mi (había explicado este concepto en mi conferencia) y un “para que me tengas en cuenta para tus procesos en IKEA, luego hablamos”

Le dí la enhorabuena varias veces por su iniciativa y le dije, te nombraré en mi blog porque tus competencias no son fáciles de encontrar hoy en día. La chica se llama Ana Ortega y podéis visitar su perfil aquí: https://www.linkedin.com/in/ana-ortega-romero-084898a7/

Así que si. La diferencia es positiva pero sólo si la sabemos utilizar en nuestro favor, para nuestro bien, pensando en qué podemos hacer con eso que tenemos y que nos hace únicos para que los demás nos perciban y nos sientan valiosos para ellos y para sus necesidades. Pero recuerda siempre que ser diferente, así sin aportar más, no es suficiente. Y según el caso, puede llegar a ser contraproducente.

Para que aunque te cargue que te vendan lotería mientras tratas de dormir o le das vuelta a porqué demonios has vuelto a subirte en un avión le acabes comprando el rasca de las narices. Porque en realidad no estás comprando un “rasca”. Estás comprando talento. Y el talento, siempre siempre gana.

 


Alegrías que quiero compartir contigo:

  • El pasado lunes tuve la oportunidad de participar en #MondayChallenge con mi amigo Nilton Navarro. Como una no suele salir en youtube y muchísimo menos ser #TT nacional, me encanta compartir contigo este enlace dónde puedes ponerme voz y cara 🙂
  • El evento Personal Branding Lab Day organizado por el equipo de SoyMiMarca con mi querido Guillem Recolons y Jordi Collell es lo más de lo más en Personal Branding en España y parte del extranjero. Y me han invitado a participar como ponente en la edición de este año. Y estoy que aún no me lo creo. #PBLabDay17 ¡GRACIAS! Puedes inscribirte aqui: www.personalbrandinglabday.com

  • Le he cogido gusto a esto de las webinar y el 27 de junio estoy preparando una muy muy chula para compartir con mis amigos de Lanzaderas de Empleo y con mención especial a mi querido Emmanuel Guerra que ha sido quién ha confiando en mí y le estoy muy agradecida. De esto, os doy detalles en mi siguiente post.