Blog

¿Qué me aporta mi blog? Para el blog de @christiandve

Todas las dudas que puedas tener sobre redes sociales, tecnología, marketing digital… Christian te las resuelve de forma fácil y eficaz (como a mi me gusta) en su blog. Y hace unos días, me contó que estaba preparando un post en el que recopilaba las opiniones y vivencias de 120 bloggeros sobre su experiencia. No dejes de leerlo pinchando en este enlace

Me pidió que compartiera mi experiencia. Muy agradecida (y lo cierto es que muy halagada porque haya tenido en cuenta mi opinión) no lo dudé. Seis meses después de iniciar mi particular aventura y con un nivel de personitas revoloteando por aquí que jamás hubiera soñado, mi balance es tan tan tan positivo, que no puedo dejar de compartirlo a los cuatro vientos.

Esto le contesté:

He descubierto que mi capacidad para transmitir y “llegar a las personas” por escrito es más alta de lo que pensaba. Creativa nunca sería un adjetivo que me hubiese puesto a mí misma antes del blog. He comprobado que mi capacidad de trabajo y mi nivel de esfuerzo son mucho más altos de lo que creía. Desconocía que mi capacidad para ponerme en el lugar de las personas fuera tan alta.“Es como si lo hubieras escrito pensando en mí” es lo mejor que alguien me puede decir. He derribado miedos imaginarios y he ido sustituyendo, al escribir, mis filtros de la autoexigencia y el perfeccionismo por los de la generosidad y la honestidad. Y mi nivel de satisfacción es muy alto.

Y lo mejor, me ha permitido acercarme a muchas personas. Escucho, comparto información, algunas penas, pero, sobre todo, muchas alegrías cuando intuyo que la luz vuelve a brillar en sus ojos.

Cuando la pasión por hacer algo se apodera de ti, ya no hay vuelta atrás. No quiero ni puedo dejar de escribir. Si algún día se te ha pasado por la cabeza, no dudes más: piensa, madura bien la idea, planifica y lánzate.

Si hay algo que valoro de mi blog es la posibilidad de hablar contigo, de que me cuentes, de que intercambiemos información y puntos de vista. Hoy me encantaría que escribieses para mi aquí debajo, en las diferentes redes sociales que compartimos, en un correo privado o tomando un café. Dónde mejor te venga. Pero lo importante es que me cuentes.

Quiero saber si alguna vez se te ha pasado por la cabeza contar algo al mundo. Quiero saber si tienes miedo. También si tienes fuerza.

Pero sobre todo quiero saber si tienes ganas. Si tienes ganas de comunicar, si lo que quieres es cambiar cosas (más pequeñas o más grandes) en personas y si lo que te motiva es poder dar para recibir el triple.

¿Me lo cuentas? Derriba muros, vence miedos. Déjate llevar por tus ganas, por tus motivos. Esos nunca fallan. Déjame que te acompañe.