Blog

¿Por qué un blog? ¿Por qué ahora?

Porque siento la necesidad de compartir mis experiencias y mis opiniones contigo. Porque si algo tengo claro, es que colaboración y compartir son palabras que definen a la perfección mi manera de entender la vida. Porque todo cobra sentido y todo se multiplica cuando damos.

Porque escribo para tí, que estás buscando empleo (bien porque ahora mismo no lo tengas o bien porque estás encerrado en uno que no te aporta lo que tú necesitas). Y porque en cualquiera de los dos casos, estaré encantada de compartir contigo mis conocimientos en el ámbito de la orientación y de los recursos humanos. Porque disfrutaré si contribuyo aunque sea mínimamente, en qué comprendas que no estás sólo, que a muchas más personas que a ti les pasa algo similar, que hay mil herramientas y técnicas que se adaptarán a tus necesidades particulares y que tu actitud determinará en la mayor parte el alcance de tus éxitos.

Porque también escribo para ti, apasionado de las personas como yo. Que no dejas de leer y aprender sobre este tema, porque consideras tu trabajo tan importante y sientes tanto respeto por esos ojos que te miran desde tu silla de en frente que no te cansas de mejorar cada día en tus competencias para ofrecer el mejor resultado. Me encantará compartir contigo nuestros planteamientos, nuestras opiniones, nuestros temores y nuestras dudas, porque compartiendo, ganaremos los dos.

Llevo dos años con una presencia activa en redes sociales. No podría cuantificar todo lo que me ha enriquecido a nivel profesional, y, sobre todo, a nivel personal, esta trayectoria. Han sido muchas muchas muchas las personas que me han inspirado, ayudado en momentos difíciles, con las que he aprendido y compartido. He profundizado en aquellos aspectos que más me interesaban a nivel profesional, así que he leído cuanto llegaba a mis ojos sobre orientación, recursos humanos, marca personal, social media, emprendedores, marketing… Poco a poco, y por aquello de no saturar y porque seguro que a alguno me dejaba en el tintero y no me parecería justo, iré hablando de personas que me han ido aportando mucho en estos aspectos.

Y en relación con todo lo asimilado en materia de marca personal y desarrollo profesional, el hecho de plantearnos muy profundamente el por qué ahora decido escribir un blog me parece determinante.

Por norma general, se suele recomendar abrir un blog muy a la ligera. Creo que quien lo recomienda con tanta facilidad no es plenamente consciente de la implicación profesional y personal que puede tener. Abrir un blog debe formar parte de un proceso de maduración que encaje en tu estrategia de branding personal. Debe responder a una necesidad, debes saber cómo gestionarlo, debes sentir la necesidad de tener algo que contar, debes tener ganas de expresarlo y sobre todo, debe estar completamente alineado con tu plan de acción para conseguir el objetivo que te hayas propuesto.

Si no es de esta manera, las posibilidades de tirar la toalla, de no decidirte a arrancarlo, de no encontrar el para qué de escribir son muy altas. Y si estamos tratando de ofrecer una imagen profesional, la inconstancia, la impulsividad y la toma de decisiones precipitada no harán precisamente buenas migas con nuestro objetivo.

El Blog de Elena Arnaiz FB

Yo he sentido que mi momento ha llegado. Cada persona tiene su proceso. El mío es lento. Yo ya he ganado a mis temores, a mis inseguridades, a mis vergüenzas, a mis excusas múltiples y variadas para no ponerlo en marcha. Han vencido mi entusiasmo, mis ganas de comunicarme, de expresar, de compartir y de conocer personas. De seguir creciendo como profesional, y como persona. La vida, las circunstancias actuales, nuestra propia inquietud hacen que de forma constante salgamos de esa zona cómoda en la que nos desenvolvemos con destreza para avanzar, para crecer, para cambiar, para ser mejores.

Yo me quedo con las personas que eligen cambiar ¿vamos juntos?