Blog

Invertir en ti es cuestión de magia #Aedipe52

Invertir en ti es cuestión de magia

Siempre que hablamos de desarrollo profesional hablamos de crecer en diferentes ámbitos. Que trabajes muy bien tu autoconocimiento no te sirve de nada si no trazas bien tu plan de acción. Si trabajas en tu visibilidad y en tus canales, pero tu producto no es bueno o no está actualizado, de poco te servirá (probablemente es más inteligente que no le des mucho bombo en este caso).

Te cuento todo esto porque en los últimos tiempos, por si tenía poco que hacer, estoy implicada en la organización del Congreso Internacional de Aedipe, que este año tenemos la suerte de que sea en mi ciudad: OVIEDO. Toda una experiencia, todo un aprendizaje.

Ahora que estamos en plena difusión del evento, estoy llegando a una conclusión: a las personas que les va bien en sus profesiones no les va bien sólo por casualidad. Apuestan fuerte por su desarrollo, invierten en sí mismas, buscan formaciones y eventos de su interés. Es un rasgo que distingue a los profesionales que apuestan fuerte por conseguir sus objetivos. Yo, en mi afán de hacerme un Alcaide y “aprender de los mejores”, he tenido la fortuna de asistir a tres congresos de Aedipe y quiero contarte mis razones de peso para invertir en este tipo de eventos (y para invitarte a que este año vengas a Oviedo, claro).

Mejora tu producto (y tu producto son tus competencias profesionales)

Y para tenerlo siempre a punto necesito tener el conocimiento más actualizado, necesito conocer nuevas formas de llevar a cabo mi trabajo y necesito tener más técnicas, más tendencias, más autores, más tiempo para escuchar y reflexionar.

Eso de… “para ver a éste ya lo veo yo en internet”, o “ya me leo yo sus libros y listo”. Ya, pues no. No te lo crees ni tú ni yo. En realidad estás pagando por tiempo. Por el ahorro de tiempo que te supone llegar a las mismas conclusiones por ti solo y por tener tiempo y horas para estar sentado libreta o móvil en mano interiorizando conceptos. No sé tú, pero yo voy como una auténtica moto, necesitamos tiempo para reflexionar y crecer en nuestras competencias o nos quedaremos desfasados en menos que canta un gallo.

Mejora tu investigación de mercado

Si realmente quiero estar bien posicionada, necesito saber quiénes son los referentes en mi área, qué camino están siguiendo ellos, en qué se están formando, hacia dónde se están encaminando. Y si lo puedo conocer en una conversación en el tú a tú, mejor que mejor. Nadie va a tener problema en contarte nada, porque hoy por hoy… todo el conocimiento está ahí. Sólo hay que darle visibilidad, porque el 90% de la gente se cree con una capacidad igual o mejor que la tuya (y probablemente sea cierto). Pero, ¿sabes qué? El porcentaje de personas que pone empeño en hacerlo realmente es muy muy pequeño.

Mejora el nivel de relación que puedes adquirir con personas influyentes en tu campo de trabajo

El ‘acojone` que nos da este punto es directamente proporcional a lo beneficioso que es para ti y tu carrera unos minutos de conversación 1.0 con personas que se dedican a lo mismo que tú. El retorno principal de los congresos no está en las ponencias (que, obviamente, también) sino en tu capacidad para dejar una huella bonita en todas aquellas personas que a ti te resulten interesantes y a las que, potencialmente, tú les puedes cubrir una necesidad.

No es el congreso, no son las personas, es lo que tú haces con ellas (me encanta ponerme en modo coach motivacional :p)

Mejora tu negocio

Cuando vas a un congreso necesitas ir con apertura para aprender, con los ojos abiertos y la mente receptiva para escuchar ideas y conceptos nuevos, aunque sean diferentes a tus ideas y formas habituales. Ahí reside la gran riqueza.

Y, cuando eres capaz de ir así, ya has crecido. Has escuchado, te has cuestionado, empiezas a replantearte tus “siempre se ha hecho así” y comienzas a ir unos cuantos pasos por delante de los profesionales que se dedican a lo mismo que tú.

Mejoras en tu puesto de trabajo

La relación entre la inversión que haces en ti y tus posibilidades de estar mejor en tu trabajo es directamente proporcional (si lo pones en práctica con el objetivo de aportar mayor valor, claro está).

Mejoras tú

Sí, mejoras tú. Porque te lo pasas bien; porque sales de tu rutina; porque, fuera de contexto, tus ideas son más rompedoras; porque, cuando las hablas con otras personas que te entienden, cobran más fuerza, más vida. Y eres capaz de crear más. Y vuelves a enamorarte de tu trabajo. O vuelves a ver brillo en tus ojos porque, aunque en la rutina de tu día a día veas otras cosas, al final trabajas con personas. Y eso, siempre siempre siempre será cuestión de magia ;).

Aedipe Congreso RRHH invertir magia


Te invito a que entres en la página web del congreso y veas el programa que hemos preparado. Y que me preguntes todas tus inquietudes al respecto, me comprometo a resolvértelas toooodas. Y atento, porque invertir en ti a tiempo tiene premio ;).

Invertir magia aedipe