#hoybrilla

La marca personal de los profesionales de la salud #HoyBrilla @AlbertoLuque5

La Marca Personal de los Profesionales de la Salud por Alberto Luque Siles

La vida es dura. E injusta. Y Alberto Luque lo ve cada uno de sus días de trabajo y lo asimila en los restantes. Y ha conseguido conectar de una forma espectacular con todas aquellas personas que no hemos conseguido esconder la cabeza de esta realidad o que nos ha sacudido de frente. Es un ejercicio de madurez muy importante reconocer y aceptar nuestra emociones para ser capaz de hacer frente a todas las que nos vayan cayendo y para agarrarse y disfrutar de las buenas como si no hubiera mañana. Por eso, Alberto le canta a la vida. Sus relatos, bajo una apariencia de dureza y pena esconden una maravillosa alegría y vitalidad. Y ese es justo el valor diferencial de la marca personal de este enfermero muy valiente, pero no fuerte. Muy especial pero no superhéroe. Atribuirles súper poderes es quitarles mérito. Son personas y sufren en la misma medida que tú y que yo, pero bien gestionado saben exprimir el verdadero sentido de la vida. Y en tiempos de tanto ruido y tanta superficialidad… en mi vida (y pienso firmemente que en la tuya también) hacen falta muchas personas como él. Gracias por apostar por tu talento, gracias por llevarlo a la acción de esa forma tan disciplinada, rigurosa y apasionada. Eres el ejemplo vivo de la importancia, la necesidad y la eficacia del personal branding. Pero sobre todo eres el ejemplo de como ser un gran profesional pasa necesariamente por ser una gran persona. Eso si que es un éxito. Gracias Alberto.

Y recibí un correo, y recibí una invitación.

¿Brillar? ¿Yo?…¿Y qué es eso de brillar?

Elena me estaba invitando a su casa digital, a ese punto de encuentro de gente grande, personas grandes de corazón grande.

Lo primero fue un ¿yo?. Lo segundo un intento de rehusar amablemente, luego un “bueno… no sé, ya iremos hablando”, un “estoy a tope con el libro”, pero no contaba yo con el hormigón hecho cabeza humana y al final aquí me veo.

El aviso que cambió mi vida

Sonó el teléfono una noche de agosto de hace unos años, estaba de guardia y era otro aviso. Lo que no sabía en aquel momento es que sería el aviso que cambiaría mi vida.

Un corazoncito se paraba. Corrimos más que nunca, peleamos, hicimos todo lo humanamente posible. Durante hora y media nuestra vida fue aquella vida que se apagaba. Todo era rosa en aquel cuartito y a los pies de aquella cuna rosa perdimos.

Se nos fue de las manos aquel ángel de apenas dos añitos de vida, aquel que cambió la mía.

Pasaron los días, pasaron las semanas y lloré y lloré y no, hoy no me da vergüenza reconocerlo. A pesar de que alguien me dijo un día que en este trabajo se llora hacia dentro y en ello me esforzaba en aquellos días, llorar sin ser visto, ocultar lo que entonces entendía como debilidad y no como esa fortaleza que ahora sé que es. Hoy puedo decirle a ese alguien que, en este trabajo como en la vida misma, se llora cuando se siente necesidad.

¡Maldita coraza!

No supe entender que necesitaba ayuda. Ya se pasará, has visto morir a mucha gente, la edad no debiera hacer más triste una pérdida. No puedes asumir como propia tristeza ajena, cuelga el uniforme al abandonar la guardia y deja en él aquellas emociones…Como si fuese un robot frío, como si mi corazón fuese un corazón de Lego que se quita y pone en función de si trabajo o descanso. ¡Maldita coraza!

Necesitaba ayuda. Lloré y hoy no me da vergüenza reconocerlo.

Y fue buscando solución donde me tropecé con aquello que llaman autoconocimiento: fortalezas y debilidades desplegadas sobre la mesa y vueltas a empaquetar en el orden justo, en el sitio justo tras haberlas sopesado, reflexionado y obtenido conclusiones que me ayudasen a gestionar, a crecer.

Este ejercicio de autorreflexión me ayudó a entender que no era tan malo en todo ni tan bueno en lo que creía.

Y llegó la escritura terapéutica. Yo que durante años fui dejando emociones garabateadas aquí y allí entre libros y apuntes guardadas y olvidadas en aquellos cajones. Decidí buscar en cajones de madera y mentales, decidí iniciar otro reto. Contar qué me pasaba sin corazas ni vendas. Streapteasse emocional en busca de ayuda y ayudar.

Hacer algo diferente a lo que añadir inquietud creativa y la pasión que siento por mi profesión en un intento por darla a conocer y hacer de mi trabajo una labor más humana.

Relatos de realidad fue lo que surgió, de realidad pura y a veces dura huyendo de morbo y chascarrillo fácil, a los que tan dados somos en nuestro oficio. Dando a conocer qué hago, cómo lo hago y porqué lo hago así.

Sin quererlo estaba entrando en aquello de contar aquello en lo que era bueno, o al menos aquello en lo que yo creía que era bueno según mi labor previa de autoconocimiento.

Al principio escribía a mis hijos que con resignación infinita aguantaban la chapa diaria de media tarde…”¡Pablo, al sofá que papá ha escrito otro post y nos lo va a leer te pongas como te pongas!- le decía Jimena a su hermano” …Les encantaba, lo disfrutaban y yo más, mucho más.

Alberto Luque Elena Arnaiz Salud HoyBrilla

Ilustración de la GRAN @AndyBaraja para Batallas de una Ambulancia

Y llegaron otras redes. Yo hacía unos cuantos años que había dejado de ser un huevo en twitter (Twitter y este post tuyo irán para siempre unidos en mi cabeza Elena) decidí volar más allá del pajarito y aterricé en el ¨Libro de caras¨.

Y llegó el reconocimiento, yo que escribía sin objetivo concreto más allá de un puñado de likes con el que alimentar diariamente a mi dichoso ego descubrí que gustaba lo que escribía, 13.000 likes en un post y una frase “…relatas y ayudas…” hicieron saltar mi alarma mental del ¡quiero hacerlo mejor!

Tenía las piezas dispersas sobre la mesa y sólo cuando me puse las gafas que mitigaron mi ¨presbicia estratégica¨ pude ver que me faltaba algo, un pegamento que me permitiese montar el puzle.

Y llegó la estrategia: personal branding

Y llegó la estrategia. En las publicaciones de mi lista de contactos leí un buen día un término raro, pomposo y si me apuras quizá me sonó a pelín pretencioso. Marca Personal… ¿y qué leches será esto? Y cuando ahondé un poco más descubrí que no era lo mismo que Personal Branding. Tiene lógica, hacer las cosas por azar o por impulso no puede dar el mismo resultado que hacerlo con visión, con un para qué.

Y llegué a entender. Aquel primer post de Elena me abrió los ojos y me llevó a un peregrinaje casi diario por su casa digital, por sus contenidos y por muchas casas digitales, blogs y artículos aquí y allí …” huella que dejas en el corazón de otro”, “aquello que queda cuando te fuiste” …Me gustaba lo que leía, todo comenzó a tomar forma. Lee a Andres Pérez Ortega, lee a Eva Collado, investiga, curiosea…

¿Y por qué no podría tener yo mi propia casa digital?

Y llegó el blog. ¿Y por qué no podía tener yo mi propia casa digital? El qué, el cómo y el para qué dio paso al quiero hacerlo.

Lo que hacía sin yo saberlo tenía aquel nombre ¨Marca Personal¨ a la que había que añadir estrategia. Un sanitario narrando su labor desde un plano tremendamente personal, íntimo y emocional buscando empatías entre compañeros y población en general. Era algo diferente. ¿Quién me lo iba a decir a mi? Pero ya todo cobraba sentido, ya todo tenía forma.

Hubo miedos. Desnudarte emocionalmente da vértigo, exponerte tan de verdad crea inseguridades, pero… ¿De qué te sirve ser bueno en algo si no te atreves a contarlo?

Y llegó el libro

Y se llama Batallas de una Ambulancia. Y ha sido un camino muy bonito de recorrer. Y me he rodeado de un equipo brillante de personas que aportan su visión. Y quiero ir a tu ciudad, a tener la oportunidad de compartir contigo.

Buscando mi propia gestión emocional llegué a ti para contarte…

Comencé buscando mis propias herramientas que mitigasen pena y buscando mi propia gestión emocional llegué a ti, si a ti para contarte.

  • A ti para contarte qué se siente cuando le ves la cara guardia tras guardia a la que nunca pierde. Para relatarte lecciones de última hora que aquellos pacientes me dejaron minutos antes de decir adiós y e incluso para contarte que es posible ganar aun cuando todos te dan por perdido puedes ganar.
  • A ti para tratar de hacerte ver, a través de avisos reales, que hay que vivir cada segundo como si fuesen dos.
  • A ti, compañero de profesión, para que entiendas que la gestión emocional no sólo es posible, sino que resulta imprescindible en nuestro oficio. Para animarte a trabajar tu propia marca, para que aprendas a dejar esa huella a través de aquello que sabes hacer y haces muy bien. Pierde miedos y decídete a poner en acción.
  • A ti Sanidad Pública y privada para que tengáis en cuenta que somos personas luchando mano a mano con otras personas para posponer una vez más la llegada de la que nunca pierde. Que la implicación emocional de este trabajo es máxima y que el apoyo en este aspecto tiene que ser máximo. Que fomentar el que los profesionales sanitarios demos a conocer nuestro trabajo y la forma particular en la que lo llevamos a cabo hace que nuestra relación con nuestros pacientes mejore, hace que tú mejores. Apuesta por la valía y la visibilidad de tus trabajadores para que la tuya también se vea incrementada.
  • A ti hijo, a ti hija, para que entendáis que vuestro padre no es Superhéroe y ni siquiera súper; solo un ser humano luchando por la vida de otro ser humano. Lo Superhéroes no lloran, yo sí y quiero que entendáis que el perder y llorar forma parte del camino que aquí y ahora comenzáis.

Sólo me queda darte las gracias a ti Elena porque aquello que tildabas como talento y acción tomó forma y hoy son oportunidades laborales en forma de formaciones, ponencias y charlas. Daros las gracias también a todos los los que a diario impulsáis eso llamado ganas con estrategias eficaces y que generan resultados.

Sólo me queda decirte, a ti que lees y estás pensando en reconducir tu vida personal o profesional, que para mí fue un acierto encontrar autoconocimiento al que añadir estrategia y acción. Fue un acierto poder hablar de mi Marca Personal dentro de un sector como el sanitario donde parecía que estaba todo hecho con ser reconocido a través del simple boca a boca. ¡Ánimo y a ello!

Alberto Luque

Enfermero de Emergencias en GUETS (Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario) 112 Castilla La Mancha.

En una semanas”Batallas de una Ambulancia” estará ya a la venta. Toda la información y uno de los puntos de venta, será:

www.albertols.com

Puedes escuchar de viva voz a Alberto relatando su camino de marca persona en este programa de Silvia Te Orienta que te recomiendo escuchar de principio a fin y desde el minuto 1:24:00 pinchando aquí

Alberto Luque Elena Arnaiz Salud HoyBrilla


Ya se están empezando a cubrir las primeras plazas de esta formación que Almudena Lobato, Rubén Montesinos y yo hemos diseñado con tanto esmero y cariño. Porque creemos firmemente que necesitamos desarrollar habilidades y competencias en nuestro actual panorama profesional y porque queremos poner a tu disposición todas las herramientas que necesitas. Y los haremos los tres de forma simultánea y durante 9 horas. Acompañanos en #MoveYourTalent, disfrutemos juntos de esta experiencia.

Tienes en este enlace toda la información para que puedas hacer ya tu inscripción. Recuerda que hasta el 23 de febrero te puedes beneficiar de un descuento del 10%.

 

 

 

 

 

Me encantará leer tu comentario :)