Blog

Cómo expresarte (mejor) para conseguir empleo.

Dejando de pensar en tí. Y en tu necesidad de conseguir el empleo.

Dejando de pensar en ti y haciendo mil y un esfuerzos para ponerte en el lugar de la persona a la que te diriges y resolverle el trabajo para el que te quiere contratar.

Porque buscar empleo es buscar personas. Cada día lo tengo más claro. Y quiénes mejor buscan empleo son quiénes mejor comunican.

Es más, son aquellos que mejor conocen las cosas que hacen bien para que la vida de los demás vaya mejor (en algún sentido) y saben explicarlo bien, con gusto y con alegría.

Te voy a dar primero la mala noticia: esto no lo hace casi nadie. Es muy probable que tú no lo estés haciendo.

Pero, automáticamente, viene la buena: a poco que te diferencies de los demás explicándome en qué medida mi empresa y yo vamos ir mejor por el mero hecho de que tú estés en ella haciendo lo que mejor sabes hacer, más posibilidades de éxito tendrás. Te invito a que releas este post.

Mira, la historia se repite una y otra vez, en diferentes formatos:

  • En la entrevista:

Cuéntame un poco sobre tí…

Soy X y estudié Y y un máster Z. Tengo ? años de experiencia y ahora estoy buscando empleo.

Primera ocasión desaprovechada para contarme en qué medida todo eso que tú eres lo vas a poner a disposición del trabajo que los dos queremos (tú conseguirlo y yo encontrar a la persona adecuada)

  • En el CV:

Obviamente es tu CV y tienes que hablar de ti. Esto está claro, el 99.9% de los CV se quedan ahí. Si marcas ligeramente la diferencia en el apartado de las funciones tratando de hacerme ver cómo los logros que conseguiste en anteriores trabajos van a poder ser replicados en este al que optas, créeme que miraré tu CV con otra atención. Si has conseguido resolver problemas con éxito en tu anterior empresa, es probable que en la mía también vayas a hacerlo.

  • En las presentaciones profesionales o elevator pitch:

Aquí no tienes disculpas. Elaborar la redacción con pequeños matices en la línea que te explico en el CV es muy complejo y requiere de mucho autoconocimiento y sutileza. Pero en las presentaciones es mucho más sencillo. No sueltes tu retahíla de lo mucho que has estudiado y de tus muchísimos años de experiencia y ya. Cuéntame cómo vas a aplicar todo eso que sabes a tu siguiente puesto.

Ahora te voy a ser muy sincera. He recordado decirte esto, porque estoy redactando los textos para unos cambios que realizaré próximamente en mi web. Dios mío, es terrible. Complicadísimo. Yo me conozco muy bien y sé lo que hago, pero me doy cuenta de que no siempre sé cómo decírtelo. Me cuesta esfuerzo y me da pereza hacer ese ejercicio de tremenda empatía. También me da cierto pudor.

Para mis procesos de búsqueda de empleo / clientes lo tengo mucho más asimilado y tengo ya cierta destreza orientado mi discurso hacia el beneficio que van a obtener al contratarme y no tanto en los títulos y la experiencia que tengo (porque entre tú y yo, eso sólo le resulta arrebatador a mi madre que está muy orgullosa de lo aplicada que soy, pero al común de los mortales le trae al pairo todos mis “logros”)

Así que, para la dichosa maravillosa tarea de escribir mis textos cogí papel y lápiz (cómo siempre les pido a mis clientes) y empecé a pensar:

¿Cómo les va a ir mejor a los clientes que me contratan procesos para el desarrollo profesional?

¿Y a las empresas que quieren que trabaje y mejore el rendimiento de sus equipos?

¿Y a las entidades que me contratan formación? ¿Y si es para una ponencia?

Te aseguro que vendería mucho menos si cuando una persona lee uno de mis post y se anima a escribirme para pedirme información sobre mi trabajo le soltara:

Hola, soy Elena Arnaiz. Estudié Psicología (98-03), tengo amplia formación en el ámbito de los Recursos Humanos, además soy experta en Coaching y desde el año 2004 hasta la actualidad he trabajado para diferentes empresas desarrollando funciones de orientadora, técnico de recursos humanos, consultora de formación, formadora en marca personal y uso de redes sociales para el desarrollo profesional, y responsable de desarrollo de personas.

Se me irían corriendo espantados. Dirán y con mucha razón ¡a mí que me importa! O como mucho, me dirán, eso ya lo le he leído en tu LinkedIn. A mi cuéntame cómo voy a resolver mi problema.

Y ahí es cuando empieza lo complicado. Debemos salir de nosotros mismos y de lo preestablecido.

Debo transmitirte que todos esos conocimientos nos van a venir bien para acompañarte en tu proceso de conocimiento y desarrollo de tu potencial. Que además, el hecho de que haya trabajado en “el lado oscuro” me ayuda a conocer muy muy mucho lo que se cuece en los despachos de los rrHH, lo que les gusta y lo que no, y se me va a dar genial allanarte el camino en ese sentido. Además se cómo asesorarte para el desarrollo estratégico de tu marca personal y que así consigas ser la opción elegida (y le diré, no sólo lo sé de oídas sino que además lo pongo en práctica y obtengo muchos resultados como puedes ver) Seremos capaces de hacer lo mismo contigo. Trabajaremos juntos para que consigas los objetivos profesionales que te propongas.

Y ahí conecto con la otra persona. Hablo en su mismo idioma. Siente cierta “confianza” porque “esta sabe de lo que habla” y eso se nota.

Ya te he puesto un caso práctico, y cómo la propia palabra indica, tú tienes que hacer lo mismo con tu propuesta de valor. Identifícala. Descubre para qué y para quién es necesaria y empieza a comunicarla dirigida íntegramente al corazón de quién te escucha.

Recuérdalo siempre, buscar empleo es hablar con personas. Cuánto mejor te comunicas, más posibilidades tienes de conseguir tu trabajo y/o tu cliente.

Hacer esto que explico en mi post tiene que generarte mil dudas. Estoy convencida ¡me las genera a mi! Te invito a que me plantees las cuestiones en los comentarios y entre los dos busquemos la manera.

(Recoger información de tu público objetivo y de sus “dolencias” es la mejor manera de orientar tus mensajes y tu comunicación, así que de paso me estarás haciendo un favor a mi también)

Ahora voy a ver si tomo de mi propia medicina y acabo los textos 😉 (Deséame suerte)

Te dejo con “el arte de la persuasión” de LA película.


Y si te has quedado muy pensativo repitiéndote… He entendido lo que me quiere decir esta mujer, pero sería genial si además pudiera ayudarme a aplicarlo para mi caso individual…estás de enhorabuena 😉 Sólo tienes que vivir en Oviedo e inscribirte en esta formación que el Ayuntamiento de Oviedo (Empleoviedo) ha organizado. Trabajaremos durante 3 días en la forma en la que a partir de ya, vas a contar tu vida profesional en todos estos contextos. Realiza ya tu inscripción, te va a gustar. Te va a servir.