El cambio que debes liderar en tu empresa para atraer talento.

El valor de tu empresa o de la empresa para la que tú trabajas está en las personas que en ella viven. Concretamente en su talento y en el ambiente que tú seas capaz de generar para que éste se desarrolle y se comprometa.

Así me dirigía a ti, profesional que buscas talento, en este post. Y estos son los puntos centrales en los que creo que debes incidir para liderar tu estrategia de cambio en la gestión del talento en tu organización y hacer que tu y tu puesto de trabajo sean absolutamente imprescindibles. ¿Estás preparado?

  1. Las cartas sobre la mesa.

O lo que es lo mismo, tiñe todos tus procesos y tus acciones de una bonita transparencia. No se trata de destripar las líneas estratégicas de tu empresa ni de contar intimidades, pero sí de actuar con honestidad y que lo que cuentes sea un reflejo de lo que en realidad va a pasar en la empresa. Dice @yoriento que una entrevista es una conversación entre dos mentirosos. Démosle la vuelta a este (por ahora) más que acertado razonamiento.

  1. No estás para interrogar a nadie.

Estás para detectar talento. Que no se te olvide. Para evaluar competencias. Tienes que sondear a través de la pregunta qué cosas de las que sabe, de las que saber hacer y de cómo las hace la persona que tienes en frente te van a servir para el puesto vacante.

  1. Comunicación bidireccional.

Y en el mismo nivel de relación. Dos personas que hablan con el fin de conocerse y de ver como sus propuestas encajan (la del uno con la del otro y viceversa) La cantidad de disgustos (y de dinero) que te vas a ahorrar cuando las expectativas de ambos están cubiertas.

  1. Candidato y tú estáis en el mismo barco.

Cuando entiendas que a los dos os une el mismo interés estarás en disposición de mejorar en tus procesos de incorporación de talento. Ya no estáis en frente. Estáis hablando para ver si a él le encaja el proyecto y para ver si a ti te encajan sus competencias. No lo juzgues, no lo cuestiones, ponte a su lado y poned toda la información encima de la mesa. Tienes que lograr esto y la confianza sólo se consigue generando confianza.

Esfuérzate al máximo en hacerle ver que estás hablando de profesional a profesional. Y estáis manteniendo una conversación para ver en qué medida todo su repertorio de conocimientos, habilidades y actitudes encajan con los requerimientos que tú necesitas para ese puesto y en qué medida aquellos que no tiene se pueden desarrollar.

  1. El sota, caballo y rey se ha pasado de moda.

Olvídate de CV lineales, con experiencias “supuestamente” sólidas de más de 5 años en cada empresa y si puede ser que lleve toda la vida en una mucho mejor… Estás buscando para puestos muy muy recientes con competencias totalmente diferentes. No vas a encontrar nadie que encaje como te encajaban los directores financieros hace años. Innova y se creativo en tu forma de detectar el potencial del candidato porque una entrevista en lo que sólo te dediques a hacer una revisión superficial del CV no te va a permitir obtener ninguna conclusión.

  1. Negociación.

Con lo que tienes y con lo que ofreces. Y en este punto, vuelve a recurrir a la transparencia. Define bien la política retributiva y deja el regateo para los mercadillos. Cada vez es una práctica más desafortunada y que resta mucho valor a tu oferta.

  1. Precisión.

Ya no puedes ser vago en fechas, en plazos de incorporación. Olvida el ya te llamaremos… ¿Qué clase de respeto le estás ofreciendo a esa persona? Ella se ha interesado en tu empresa y en tu proyecto. Interésate tú por él y por su tiempo.

  1. Haz que quieran volver. No dejes escapar ese talento.

Cuida la experiencia de usuario que sienten las personas que se sientan frente a ti. Están invirtiendo en ti y en tu empresa, su tiempo, su dinero (costes asociados y dinero que dejan de ganar por asistir a tu proceso), sus expectativas, sus ganas, su motivación, su esfuerzo, sus nervios e inseguridades, su confidencialidad y aspectos bastante privados de sus vidas. ¿Te has planteado todo esto verdad? Pues es tu obligación, hacer que todo esto se gestione de la forma más cómoda posible y que pasar por uno de tus procesos no sea un calvario. Es más, me atrevo a decir que ha de ser una experiencia positiva para el candidato. Tiene que salir de tus procesos con la sensación de haber crecido como profesional.

El beneficio no puede ser más claro, ese talento que a lo mejor no tiene cabida para el puesto en concreto, puede que si lo tenga más adelante. Trabaja porque no rechace tu llamada. Haz que te coja el teléfono con ilusión.

Trabaja por cuidar la marca empleadora de tu empresa.

  1. Haz que hablen bien de ti.

O lo que es lo mismo, cuida tu marca personal como entrevistador. Cuida la huella que dejas en las personas con las que interactúas. Que no se te olvidé nunca que hoy estás en un lado de la mesa, pero mañana (o dentro de un rato, ¿quién sabe?) vas a estar si o si del otro. Trata a la persona que tienes sentada en frente (a mi me gusta más sentarme formando un ángulo de 45º, pero allá preferencias) tal y como a ti te gustaría ser tratado. Y si puedes un poco más, mejor. Nunca sobra.

Actúando así, generarás confianza, podrás establecer una relación profesional con ese candidadato que muy probablemente incluso te sirva para acceder a más personas que puedan  estar interesadas en tu proyecto. Te recomendará a ti y a tu empresa entre su círculo. Será, en definitiva y en cierto modo, un buen embajador de tu empresa. Y este ha de ser uno de tus objetivos prioritarios.

Y cuando te pases al otro lado, tendrás la opción de que se te abran más puertas. No olvides este punto tampoco.

Tu empresa y tu organización no van a cambiar por arte de magia. En las empresas sólo cambian las personas. Y se cambia desde el pensamiento y desde el cambio de paradigma. Pero, indudablemente, se cambia con acciones concretas. Y están en tu mano; todas ellas.

¿A qué estás esperando?

Cambio

Si te has sentido muy muy identificado con lo que te cuento en este post, y si, por fortuna para ti, ya has empezado a ser consciente de que necesitas MEJORAR en esta área, tengo la formación que te encaja como anillo al dedo.

busqueda-y-atraccion-de-talento-en-la-red-e-identidad-digital-del-reclutador-oviedo

Realiza ya tu inscripción, ¡las plazas vuelan!

Atraccion de Talento Elena Arnaiz

Deja un comentario